miércoles, 13 de diciembre de 2017

Vídeos Reflexión: 3º Domingo Tiempo de Adviento - Ciclo B - "Tiempo de Alegrarse" - (YouTube - Ed. Verbo Divino)

Resultado de imagen para imagenes de San Juan 1, 6-8.19-28
Haz click sobre la imágen
Imagen relacionada

Evangelio según San Juan 1, 6-8.19-28 - "Tiempo de Alegrarse" -

3º Domingo
de Adviento - Ciclo B
"Tiempo de Alegrarse"
17/12/17
Jn 1, 6-8.19-28
Resultado de imagen para imagenes de San Juan 1, 6-8.19-28
Haz click sobre la imagen para leer el Evangelio
Reflexión
PREPARAR EL CAMINO

“Desbordo de gozo con el Señor, y me alegro con mi Dios”. Esas palabras, tomadas de la tercera parte del libro de Isaías (Is 61,10), resumen el ambiente de alegría que caracteriza a este domingo tercero del Adviento. Nos alegramos, anticipando ya la celebración del nacimiento de Jesús.

En el salmo responsorial se retoma el canto de María, que resuena todas las tarden en la oración oficial de la Iglesia católica: “Se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador, porque ha mirado la humillación de su esclava”. La alegría humana es un eco y una celebración de la intervención divina en la historia.
Y el tema de la alegría retorna en la segunda lectura de la misa de este domingo. En ella se evoca el primer escrito apostólico, para recoger una preciosa exhortación de san Pablo a los cristianos de Tesalónica: “Estad siempre alegres. Sed constantes en orar” (1Tes 5,16). Se ve que la oración y la alegría se exigen mutuamente.

LOS SENDEROS
El evangelio de este domingo tercero del Adviento recuerda de nuevo la figura y el mensaje de Juan el Bautista. Hay dos imágenes que lo definen:
• “No era él la luz, sino testigo de la luz”. Ninguno de los profetas era la luz. En todo caso, anunciaban su aparición futura. Juan ya está un paso más cerca del único que es la luz del mundo. Desde él, todos los creyentes en Cristo tenemos esa gozosa y arriesgada misión de ser en nuestro mundo testigos creyentes y creíbles de la Luz.
• “Yo soy la voz que grita en el desierto”. En la segunda parte del libro de Isaías se daba cuenta de una voz celestial que exhortaba a preparar a través del desierto un camino para Dios, que se identificaba con su pueblo. Ahora Juan se presenta como una voz terrena que se alza en el desierto. Los creyentes de hoy no podemos ignorar esa voz.
Es más, ya vemos que entre nosotros han surgido hombres y mujeres que han alzado su voz en el desierto. Nos han recordado la misericordia de Dios. Nos han exhortado a ver a Dios en los más pobres y humillados de la tierra. Y han dado la vida por su coherencia. Este tiempo es la hora de los testigos y de los portavoces.

EL ENCUENTRO
Siempre nos llama la atención tanto el extraño vestido del Bautista como su dieta de saltamontes y miel silvestre. Pero casi siempre olvidamos su humildad y su mensaje.
• “En medio de vosotros hay uno que no conocéis”. Esa voz de Juan se dirige hoy a cada uno de nosotros. El Señor se ha acercado cientos de veces a nosotros y otras tantas veces hemos decidido ignorar su presencia.
• “En medio de vosotros hay uno que no conocéis”. Esa voz del Bautista se dirige también a toda la Iglesia. El Señor está en la comunidad que él ha convocado. Pero todos podemos caer en la tentacion de la mundanidad, denunciada por el papa Francisco.
• “En medio de vosotros hay uno que no conocéis”. Esa voz del profeta del desierto ha de dirigirse también hoy a toda la humanidad. ¿Cuántas crisis y cuántas guerras harán falta para que preste atención al paso de Dios por la historia?
- Señor Jesús, Ayúdanos a caminar en tu luz y a escuchar la voz de los profetas de hoy que nos recuerdan tu presencia entre nosotros. 
José-Román Flecha Andrés

Resultado de imagen para imagenes de San Juan 1, 6-8.19-28

martes, 5 de diciembre de 2017

Vídeos Reflexión: 2º Domingo Tiempo de Adviento - Ciclo B - "Preparad el Camino" - (Youtube - Ed. Verbo Divino)

Resultado de imagen para imagenes de Mc 1,1-8
Haz click sobre la imagen

Imagen relacionada

Evangelio según San Marcos 1,1-8 - "Preparad el Camino"

2º Domingo
de Adviento - Ciclo B
"Preparad el Camino"
10/12/17
Mc 1,1-8

Resultado de imagen para imagenes de Mc 1,1-8
Haz click sobre la imagen para leer el Evangelio
Reflexión
PREPARAR EL CAMINO
“Consolad, consolad a mi pueblo, dice vuestro Dios”. Estas palabras justifican el título de “Libro de la Consolación”, que suele darse a esta segunda parte del libro de Isaías”. El pueblo de Israel ha padecido la deportación y el exilio en Babilonia. Pero suena ya la hora del retorno a su tierra. Así que el consuelo no es una palabra vacía de contenido.
“Una voz grita: En el desierto preparadle un camino al Señor; allanad en la estepa una calzada para nuestro Dios” (Is 40,3). ¿Hay que preparar un camino al Señor o al pueblo que ha sido humillado? ¿No será una confusión del profeta? ¿O será que Dios se identifica con aquellos que han sido deportados y maltratados en tierra extraña?
Es hora de olvidar los sufrimientos del pasado. “La salvación está ya cerca de sus fieles… La justicia marchará ante él, la salvación seguirá sus pasos”. No puede ser vana esa promesa que canta el salmo responsorial (Sal 84).
Pero si Dios no se olvida de nuestra miseria, algo hemos de hacer nosotros. Al menos, hemos de mirar hacia delante. Eso es. “Esperar y apresurar la venida del Señor” (2 Pe,3,12).

LOS SENDEROS
El evangelio de este segundo domingo del Adviento modifica levemente el mensaje del profeta: “Una voz grita en el desierto: Preparadle el camino al Señor, allanad sus senderos” (Mc 1,3). El desierto era antes la vía de retorno de los desterrados. El desierto es ahora el lugar donde resuena la voz de Juan Bautista. Pero la exhortación es la misma.
• “Preparar el camino al Señor”. Dios es discreto, pero no es indiferente. Es el Señor de este mundo y ama a todos sus hijos. Es cierto que muchos parecen vivir alejados de él. Pero no podemos quedar paralizados por el “pesimismo estéril” que denuncia el papa Francisco. Hay que tender puentes para que Dios pueda encontrarse con sus hijos.
• “Allanad sus senderos”. Muchos encuentran dificultades para andar por el camino del Señor. Unos gritan su rechazo con blasfemias y otros lo demuestran con su indiferencia. Hay rocas institucionales que habrá que dinamitar. Pero ahí están también todos los escandalosos altibajos que presentamos los que decimos creer en Dios.
Es cierto que vivimos en un desierto. Pero es cierto que en el desierto resuena una voz que grita para despertarnos. Es urgente allanar senderos para facilitar el encuentro.

EL ENCUENTRO
Nos llama la atención tanto el extraño vestido del Bautista como su dieta de saltamontes y miel silvestre. Pero olvidamos su humildad y su mensaje.
• “Detrás de mí viene el que puede más que yo”. Anunciar al que viene. Porque el Señor está viniendo. He ahí el resumen de la tarea que nos ha sido confiada. Esa es la forma de superar las tentaciones de la desesperanza y de la orgullosa presunción.
• “Él os bautizará con Espíritu Santo”. Hemos sido bautizados con agua. Y no es poco, si ese bautismo significa el don de la fe y el compromiso de vivirla cada día. Pero el baño del Espíritu nos hará abandonar nuestros miedos y vivir con la osadía de su fuerza.
- Señor Jesús, sabemos que estás viniendo a nuestro mundo. A nuestro mundo, que es el tuyo. Necesitamos recuperar la fe y el coraje para preparar los caminos que hagan posible tu encuentro con tus hermanos. Tus hermanos, que son los nuestros. No podemos olvidarlo. Ven, Señor Jesús.
José-Román Flecha Andrés
Imagen relacionada

8 de Diciembre: La Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María - Solemnidad - Video: "La Inmaculada Concepción de Sta Ma. Virgen" - (YouTube)

Imagen relacionada
Haz click sobre la imagen


Video: Intenciones del Papa Francisco - "Por los ancianos" - (YouTube) -

Resultado de imagen para imagenes de personas mayores
Por los ancianos
Un pueblo que no cuida a los abuelos y no los trata bien es un pueblo que ¡no tiene futuro!
 Los ancianos tienen la sabiduría. 
A ellos se les ha confiado transmitir la experiencia de la vida, la historia de una familia, de una comunidad, de un pueblo.
 Tengamos presentes a nuestros ancianos, para que sostenidos por las familias e instituciones, colaboren con su sabiduría y experiencia a la educación de las nuevas generaciones.
Papa Francisco - Diciembre 2017INTENCIONES DEL PAPA
 POR LOS DESAFÍOS DE LA HUMANIDAD
DICIEMBRE 2017

Universal: Por los ancianos, para que sostenidos por las familias y las comunidades cristianas, colaboren con su sabiduría y experiencia en la transmisión de la fe y la educación de las nuevas generaciones.

Oración
Padre de bondad,
en este mes en que celebramos el
 nacimiento de tu Hijo Jesús,
nos damos cuenta que la Encarnación
 ocurre en el seno de una familia,
como el lugar donde Dios vino a habitar entre nosotros.
La familia es el núcleo de la sociedad,
la primera escuela de socialización,
donde se aprende a lidiar con las diferencias y las riquezas de cada uno.
La historia de cada familia
está marcada por la experiencia de vida de los mayores,
que dejan un testimonio importante
para las generaciones futuras.
Señor Dios,
nos enseña a valorar la contribución de los más ancianos,
a no descartarlos,
y prestar atención a sus enseñanzas
y sus lecciones de vida.
Padre Nuestro, Ave María, Gloria…

Desafíos para el mes
  •   Visitar a familiares o conocidos ancianos en este tiempo de Navidad y llevarles la alegría del nacimiento de Jesús. 
  •       Promover en la propia comunidad algún momento de compartir historias de vida por parte de algunos ancianos, orientado hacia los más jóvenes. 
  •    Estar atentos a situaciones de abandono o fragilidad de personas mayores y ayudar a resolverlas.
https://clicktopray.org/es/pope_prayers
Imagen relacionada